Seleccionar página

¿Cuál es tu objetivo? Parece una pregunta sencilla, pero si intentamos responder rápidamente y en 2 o 3 palabras, parece que la respuesta no lo es tanto.

Pero para poder conseguir nuestro objetivo, lógicamente antes debe estar determinado, definido y establecido. Las fases para aprender a definir objetivos son:

  1. Definición del objetivo en positivo (“Quiero conseguir viajar durante 3 meses”).
  2. Descripción específica basada en lo sensorial (¿Cómo puedo evaluar si estoy logrando el objetivo? ¿Cómo sabré si me estoy acercando a la meta?).
  3. Responsabilidad individual de conseguir el objetivo (Evitar que terceras personas deban intervenir en el logro del objetivo).
  4. Revisar objetivo: plazo y amplitud (Los objetivos deben tener un tamaño adecuado para que sea factible conseguirlos).
  5. Analizar si el objetivo es ecológico (Considerar las consecuencias del logro de los objetivos en los diferentes contextos donde se vayan a desarrollar).
  6. Analizar los recursos y limitaciones (Estado presente + Recursos disponibles + Recursos adicionales + Plan de acción).

Si trabajamos en estos puntos, seguro que seremos capaces de definir un objetivo alcanzable.

Una vez definido, el siguiente paso que tendremos que dar es retroceder (desaprender) para después poder avanzar de nuevo con el conocimiento (reaprender) adquirido de manera óptima. Sólo así conseguiremos alcanzar nuestro objetivo.

Mi objetivo: Lo puedes descubrir si me acompañas en el camino 😉

Ahora es el turno de que tú definas el tuyo. Dedícale unos minutos (u horas incluso). Suerte!

A %d blogueros les gusta esto: